Trevor Pinnock dirigió Beethoven y Schubert en su debut en la temporada de la Filarmónica de Gran Canaria

Compartir